¿Cómo es el fracking?

La estimulación hidráulica, también conocida como “fracking”, es una operación que se realiza en pozos convencionales desde los años 40 (desde 1959 en la Argentina), para mejorar la permeabilidad y, así, el rendimiento de los pozos.

En formaciones no convencionales, de baja o nula permeabilidad, esta técnica se vuelve imprescindible. Tal es el caso de las formaciones “shale”, como Vaca Muerta, o de las formaciones “tight”. Consiste en inyectar un fluido a presión (95% agua) hasta vencer la resistencia de la roca, para abrir microfisuras que son apuntaladas por granos de arenas especiales. Es por los intersticios de esos granos, por donde el gas y el petróleo pueden fluir hacia el pozo y ser recuperados en la superficie.

En esta lámina se muestra, en forma esquemática, de qué se trata dicha operación.

AMPLIAR LA INFOGRAFÍA -  Click aquí.