Un Nobel, a favor del shale gas

El italiano Carlo Rubbia, Premio Nobel de Física 1984, se manifestó a favor del shale gas a la hora de pensar la matriz energética de cara al futuro. “Una de las mejores soluciones disponibles para satisfacer la demanda de energía consiste en la habilidad para desarrollar económicamente los recursos de gas no convencional”, sostuvo Rubbia, delante de 400 científicos jóvenes provenientes de 80 países, durante una disertación en Alemania, la semana pasada.

 

Carlo Rubbia, Premio Nobel de Física 1984
Carlo Rubbia, Premio Nobel de Física 1984
 

El italiano Carlo Rubbia, Premio Nobel de Física 1984, se manifestó a favor del shale gas a la hora de pensar la matriz energética de cara al futuro. “Una de las mejores soluciones disponibles para satisfacer la demanda de energía consiste en la habilidad para desarrollar económicamente los recursos de gas no convencional”, sostuvo Rubbia, delante de 400 científicos jóvenes provenientes de 80 países, durante una disertación en Alemania, la semana pasada.

“Las energías renovables son una solución buena, están creciendo, pero la pregunta es a qué ritmo. En los próximos 15 años, dice la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las renovables van a aumentar, pero no mucho. Entonces, ¿qué va a pasar con los combustibles fósiles? Por supuesto que los fósiles son un gran problema por la tremenda emisión de dióxido de carbono, el cambio climático, que está volviéndose realidad para todos, no sólo para los expertos. Ante ese contexto debemos hacer un mejor uso de los fósiles”, agregó. Y advirtió que “el peor de los fósiles es el carbón, que provoca un gran daño al medio ambiente. Pero ciertamente –continuó-, el gas natural es mucho mejor. El desarrollo en Estados Unidos de gas no convencional en los últimos 20 años nos indica que lo correcto es mejorar el uso de gas natural. Estados Unidos está reduciendo el consumo de carbón por el aumento de producción de gas natural. Es una buena señal en la dirección del camino. El shale gas es posible en Texas y otros estados de Estados Unidos, y ahora el costo del gas natural es mucho más barato que en Europa”.

Rubbia, se permitió ironizar también sobre el fracking: “Mucha gente dice que si acá se hace fracking provocará tal o cual problema. Pero en Estados Unidos hay mucho espacio. Su experiencia está siendo extrapolada a China, que está en una situación muy difícil porque consume un volumen increíble de carbón. Pero en Europa tenemos otras soluciones que nos hacen felices. Como somos ricos, quizá sea mejor ir a comprar el gas natural de Siberia, Medio Oriente o Nigeria, y hacerlo cruzar 7000 kilómetros”.

Carlo Rubbia fue director del Ente de Energía y Ambiente de Italia, entre 1999 y 2005.

Fuente: La Nación